viernes, julio 09, 2010

Violencia de género entre los adolescentes

Hoy, para abrir boca mientras me tomaba el primer café con leche del día, me dio por mirar un estudio publicado por el ministerio de igualdad titulado “Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia”. Como tantas veces me sucede no entendí nada y me sentí de nuevo el anciano que soy cuando me enfrento a según que estadísticas.



Solamente mirar esta gráfica a mí me pone los pelos de punta. No tanto el hecho del alto porcentaje masculino que no esconde su nivel de estupidez ni su poca hombría, eso lo atribuyo al rol familiar que habrá vivido desde la infancia y a lo sencillo que es para ese tipo de individuos acomodarse a lo simple – la prepotencia y la fuerza por encima de la inteligencia y la sensibilidad – Lo que es realmente triste es que un 18% de mujeres acepten ser tratadas como “nada”, que un 26,2% de ellas acepten ser controladas en todo lo que hacen o que un 10%  acepten el insulto directo como un acto normal – cosa que también atribuyo al entorno familiar –.
Viendo estos datos no es de extrañar que con el tiempo un 4,9% de esas adolescentes sufran mal trato. Lo sufrirán, además, sin darse cuenta de ello. El 3,2% de maltratadores – animales inteligentes a ese nivel – sabrán a que tipo de mujeres deben acercarse para encandilarlas.
A priori ellas confundirán posesión con cariño o celos con amor  y escucharán frases del estilo – ¿Cómo te compras esa falda cariño? Eso lo llevan las putas. – o – Ahora has de llevar traje de baño, sino parece que vayas buscando tema como las otras guarras – o – No salgas con tal o con cual porque son gente que no me gusta nada –.
Sin ser demasiado conscientes de ello el día a día fijará en sus cerebros que realmente no valen para nada. Dado que no tendrán ningún estímulo exterior que no sea el marcado por ellos, no tendrán a ningún amigo o amiga que les haga ver lo estúpido de esa idea. Del “no sirves para nada” se pasará más adelante al “no sirves para nada, imbecil” la humillación habrá subido un escalón más, pero a esas alturas ellas ya lo aceptarán como una certeza. Con los años, el aislamiento, la imposibilidad de mejorar a nivel educativo (muchas no pueden sacarse ni el carnet de conducir) y social, sumado al hecho de que los insultos hayan llegado a formar parte de la conversación cotidiana las hará sufrir in síndrome de Estocolmo perpetuo. No importa si ha habido un tortazo, una palia o un navajazo. La destrucción a nivel individual ya se había producido tiempo atrás y el sufrimiento interior ya había hecho tanto o más daño que el físico. Así lo veo yo a partir de las experiencias que me han contado mujeres que conozco o he conocido.
¿Comprendéis que me sienta tan anciano? En una época en la que deberíamos haber aprendido a tratarnos como iguales, independientemente de las grandes diferencias de género que tenemos, vemos que nada ha cambiado. En un tiempo en el que las mujeres son más dueñas de su cuerpo de lo que lo han sido jamás, siguen encandilándose por los mismos chulo-piscinas de siempre. Ya lo dijo Einstein “Hay dos cosas infinitas: El Universo y la estupidez humana, pero no estoy demasiado seguro de lo primero”


También puede interesarte La maté porque era mía


5 comentarios:

Anónimo dijo...

No se lo que ha pasado pero publique para este artículo un comentario muy largo que se ha perdido. Era la transcripción de un trozo no muy largo de un libro de Anna Valls llamado "Mujeres invisibles" y el título del párrafo que transcribí era "La dependencia amorosa". Por si alguien lo quiere leer.
Victoria

Manel dijo...

Hola, Victòria,
No solo es que lo quiera leer, es que si te apetece lo podemos publicar en el blog.
Pienso que es un tema lo suficientemente importante como para extenderlo.
Manel

Anónimo dijo...

Bien pues lo vuelvo a intentar. Transcribiré dos párrafos:
"1) LA IOLENCIA CONTRA LAS MUJERES ES INHERENTE AL SISTEMA PATRIARCAL
La violencia contra las mujeres es una violencia estructural, porque tiene su origen y se fundamenta en las normas y valores sociales y culturales que determina el orden social patriarcal establecido desde hace miles de años; no han sido determinados por la naturaleza humana."
y el segundo párrafo como método (evolutivo, hace miles de años, y tambien ahora..."La maté porque era mia") para perpetuar el patriarcado....
"2) LA DEPENDENCIA AMOROSA
Durante siglos, el poder económico supuso una justificación para el dominio del varón sobre el sexo femenino. La posesión de la mujer a patir del matrimonio o del contrato o convenio entre familias era suficiente para cnseguir la sumisíón de las mujeres. Nadie pensó que pudieran ser libres ni que ellas lo desearan.
Pero a medida que las sociedades evolucionaron, una nueva forma de dependencia, la amorosa, empezó a desarrollar los lazos sutiles con que atar corto la autoestima y la salud mental de las mujeres.
Dado que las mujeres no podían acceder a ningún tipo de poder político ni económico, sus deseos se concentraban en el amor y en el afecto a sus hijos, y en el deseo de amar y ser amadas como una forma de sentirse vivas. Este deseo totalmente legítimo y en sus inicios saludable fué manipulado por novelistas (muchas veces hombres), películas o medios de comunicación para hacer creer que solo la intensa fusión amorosa con la persona amada, y cumplir con todos los deseos de ésta, era la forma "correcta" o "perfecta" de como debe amar una mujer.
Ya dede los cuentos infantiles, muchas mujeres esperaron la aparición de un príncipe azul que las liberara del destino sórdido o rutinario que les esperaba. Y esta dependencia ha sido y es todavía una agresión para el crecimiento y desarrollo de su salud mental porque, de forma repetida, piensa que su desarrollo personal y profesional le impedirá una profunda relación amorosa con carácter de fusión total". Muchas mujeres han repetido el mismo tipo de relación amorosa que no era conveniente para ellas, sin haber conseguido un mínimo grado de autonomía personal"
En fin, es un libro que tiene 370 páginas, voy por la 62 y me gustaría transcribirlo todo (claro está no es posible....)
Besos. Victoria

Anónimo dijo...

es VIOLENCIA, LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES (falta una letra) jajajajaaj
Victoria

Manel dijo...

¡Ufff!
A mi modo de ver existen ciertas críticas a lo que expones.
Son lo suficientemente complejas como para no debatirlas en este espacio.
Ello quiere decir que lo aclararemos a través del meeting que he montado por correo.