lunes, julio 05, 2010

Simplemente Hoy

Hoy me siento a escribir sobre como me siento.
Hoy me siento como uno de esos siervos de gleba que conseguían escapar de su señor y llegaban a una ciudad libre. En ella, después de pasar un año de vicisitudes conseguían la ansiada libertad.
Hoy me siento como aquellos campesinos que consiguieron pasar del oscurantismo de la edad media para alcanzar la ilustración. A costa incluso de las nobles cabezas que rodaron.

Hoy me siento como esos supervivientes de los campos de exterminio que han podido dedicar su vida a contarlo.
Hoy me siento como debió sentirse David cuando derribó a Goliat.
Tal vez hoy no sea el día más feliz de mi vida. La felicidad de verdad la utilizo para cosas menos importantes pero de mayor importancia.
Hoy soy infinitamente más libre que ayer.
Más humano que ayer.

Gracias a todos aquellos que me han llevado hasta esta playa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No saps les ganes que tinc de sentir el mateix.

Manel dijo...

Encara no he sol·lucionat el tema del anonim.
Imagino que seràs qui imagino.
Paciencia. Tot arribarà