viernes, julio 09, 2010

La clase es la clase

Pensando en otras cosas (lo cierto es que estaba fregando el comedor) me vino a la memoria una anécdota que le sucedió a un pariente mío hace algún tiempo.
La escena que se produce es la de dos personas que han quedado para ir a un lugar. Llegan, hablan y en un momento dado la otra le dice a mi pariente - ¿Vamos en tu coche o vamos en mi Audi? – frase inocente donde las haya.
Es cierto que mi pariente, no dado al etiquetaje de las cosas de la vida, salvo que se esté leyendo “Cien años de soledad” obvió, de inicio, el sutil comentario. Por otra parte, él no es estúpido, me consta porque nos conocemos bastante, y una vez sentado en el puesto de copiloto y hallándose en ruta, se dio en recapacitar sobre dicho hecho. No le comentó nada al conductor, los tontos es mejor que mueran tontos, pero horas más tarde y tras unas copas de sangría de cava lo disertamos entre nosotros.
La síntesis de aquella noche se resume de un modo muy simple: En la actualidad se persigue el “ser” a través del “tener” sin caer en la cuenta de que aquellos que no son, simplemente tendrán cosas. Se certifica siempre aquello que decía la canción: "Solamente lo barato se compra con el dinero. Pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo".
Pero  claro, eso de arriba no quita la cantidad de situaciones en las que nos enfrentamos a individuos de esa categoría – cada vez más, por desgracia – Personas que están tan vacías de ellas mismas que no les queda otra cosa que el alarde puro y duro. ¿Lo más triste de todo? Que uno sabe el por qué actúan y son así, mientras que ellos jamás entenderán el otro lado por mucho que deseemos explicárselo. Su vacuidad interior y sus pocas conexiones sinápticas les llevaran a convertirse en una unidad más del  narcisismo que copiaron de otros y por el que aspiran a ser copiados. Hipotecarán su vida sin vivir experiencias sencillas pero que le llenan a uno.
Tal vez después de haber leído esto penséis que me mueve la envidia. Pensad lo que queráis, el pensamiento es libre. Yo os termino recordando la frase de Bertrand Russell "... gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están completamente seguros, y los inteligentes llenos de dudas"

4 comentarios:

david H. dijo...

Esa frase circulo por mi protector de pantalla los ultimos meses. Que pequeño esel mundo, Manel.Saludos de nuevo, David.

Manel dijo...

Lo que son las cosas.Uno piensa que es imaginativo y se acaba repitiendo con lo que dijeron otros. Vaya mierda.

Anónimo dijo...

Pues lo del "ser y el tener" tiene extensa dedicación en el libro "el poder del ahora".
Victoria

Manel dijo...

Habré de buscarlo.
De hecho este es un tema que me interesa mucho ya que dediqué una pequeña parte de mi vida a olvidarme del ser y me causó una infelicidad tremenda.
Suerte que después me di cuenta de ello y ciertas lecturas me confirmaron que no iba errado.
Manel