domingo, julio 18, 2010

Disculpas

A estas alturas de la vida uno se permite, o eso me creía, ser muy libertario, uno es tan narcisista que además se jacta de ello. El problema es que al final uno sigue siendo humano y tiene propensión a meter la pata hasta el cuello aunque, a diferencia de otros, tengo la suerte de tener buenos amigos que me dan un par de hostias cuando es necesario.
Hace unos días cometí un error importantísimo y encima la estupidez me impidió darme cuenta. Más tarde me hicieron ver cuan equivocado estaba.
El error fue censurar un comentario a una de las entradas. ¡Yo! Que me jacto de mi anarquía me permití comportarme del modo como no deseo que se comporten conmigo.
Lo único que puedo explicar es que esa censura vino dada por la psicosis que aún impera en mí y por pensar en los que aún tienen guerra por delante.
Nunca es buena la disculpa, sobre todo si el daño hecho ya no tiene remedio, pero es lo único que puedo hacer ahora. Disculparme públicamente y purgar internamente lo que me hicieron ver de mí.
Lo dicho, mis más sinceras disculpas.

4 comentarios:

El otro lado dijo...

Molt ben dit !!!! No mes censura que ja esta la cosa bastant malament por ahi !!!

Manel dijo...

Ja has vist que no puc resoldre la cagada, però com a minim puc fer el que he fet.
Es que em vau estar tractant què em vaig quedar tocat.
Petons

Anónimo dijo...

Molt bé, no a la censura. De totes maneres ja saps que el "otro lado" i jo sóm uns catxondos i com que et vem agafar en fals vem aprofitar l'ocasió per fer unes "risas". Per cert, algú sap a on estàn els CD que em vaig comprar al casa manolo??

Manel dijo...

Els te la "tiritas"
S'ho va quedar tot ella.