viernes, enero 21, 2011

Ley antitabaco y máquinas recreativas 2

Ante todo aclarar que soy fumador. El día que el Altísimo repartió las virtudes debió suceder que mi alma estaba al final de la fila y esa debió ser la razón de que solo me tocaran vicios. Lo dicho: soy fumador, me gusta beber y si hay posibilidad me encanta follar. Dicho esto paso al meollo de esta entrada.
Esta mañana entré en mi estanco a buscar la dosis de fin de semana. Tal y como me vio, mi estanquero me dijo, con toda la ilusión del mundo, que le habían llegado noticias de que la recaudación de las máquinas recreativas había bajado mucho en lo que llevábamos de mes prohibitorio.
Maravilla de maravillas. ¿Seré el Mesías? ¿Será que aquellos que me atribuyeron tal nombramiento tenían razón? ¿Será que por fin tengo a Dios de mi lado? ¿Será es futuro?
Como dudo de todo os reconozco, desde ya, que no pienso lanzarme a postrarme ante ningún altar. Para eso debería aparecérseme María y seducirme, cosa harto fácil, por cierto (la seducción, entendedme). Incluso así me plantearía dar ese absurdo paso. Pero…
Sería tan lindo que se cumpliera lo que ya dije en una entrada anterior: que esos pobres desgraciados que cayeron en las garras de las campanillas y las lucecitas pudieran librarse por fin de tan abyecto vicio, que se curaran al fin y la felicidad se reubicara en sus hogares. 
Lo que digo siempre: soñar es gratis.
Aunque igual si soy el Mesías habré de empezar a hacer prácticas de milagros (Curso primero) a ver lo que puedo conseguir...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pijo (perdón), no eres el Mesías; eres Harry Potter. Y ahora que has comenzado primero de "Milagros y apariciones marianas", miedo me da el designio de Lord Voldemort y sus secuaces remeros.

Anónimo dijo...

Andá a saber si no es otro el cuento...
¿Toda la Galia está ocupada? No, una aldea resiste al agresor.
Una aldea de Cronopios en la que un guerrero llamado Arterix y sus amigos luchan denodadamente.
Pero...
Tienen una "poción mágica"

Che, es otra opción.

Javier Marcos dijo...

Tu predica que nosotros te seguiremos .... ;)

Manel dijo...

En verdad,en verdad os digo que aquel que me siga se alejará del maligno para alcanzar a la Gloria (aquella que estaba tan buena).
Bienaventurados los que dejaron de remar porque viajarán a vela.
Bienaventurados los que se negaron a vivir arrodillados porque ellos encularán.
Bienaventurados los que me siguen porque ellos se divertirán.
Bienaventurados los que asomaron la cabeza sobre la mierda porque ellos descubrieron florecillas en el campo.
Bienaventurados los que fueron a casa Manolo por que suyo es el reino de los hielos(en el fondo del vaso).
Bienaventurados los que fueron perseguidos porque suya será la caza.
Bienaventurados los que la conocieron porque ya no temerán la raja del camello.
Bienaventurados los que sufrieron las espinas de la rosa porque alcanzarán el Paraiso.