lunes, mayo 23, 2011

Consejos a los trabajadores

Un tema del que no se habla en los cursos de INEM ni en cualquier cursillo de reciclaje laboral es el de la “protección”.
No sé exactamente por qué, pero ese tema se deja totalmente de lado. Como si los trabajadores no tuviéramos que protegernos en nuestros trabajos de un sinnúmero de empresarios de mierda y de otro sinnúmero de “jefecillos” de mierda que van a ir a por todas por jodernos, a poco que les permitamos, ya que un sinnúmero de empresas de este país funcionan de ese modo.
Debéis saber que todos ellos juegan con ventaja: la de ser unos hijos de puta frente a la inocencia del trabajador. Así como el pobre currito va a intentar hacer su trabajo lo mejor que pueda (y encima por una mierda de sueldo) los otros no. Los otros intentarán desde el primer día buscar la manera de teneros bajo su control usando las artimañas que sean necesarias: Os leerán los correos, mirarán las partes públicas de vuestro feisbuc, os registrarán los cajones y, si hace falta, hasta os seguirán con detectives para ver cual puede ser vuestro talón de Aquiles.
Para protegeros de este tipo de actuaciones, inmorales, pero dignas de los individuos que las llevan a término, es bueno que procedáis no solo con cautela sino con una cierta anticipación.
Para ello solo os voy a dar dos consejos:
Consejo 1. Llevad siempre una grabadora encima. Hoy existen tecnologías que os permitirán grabar cualquier reunión o conversación sin que nadie se dé cuenta. Por poco dinero os podéis asegurar de tener registrado todo lo que os digan. Pensad que en un futuro juicio  laboral esas grabaciones se pueden utilizar y es el único modo de acallar las mentiras que toda esa gentuza de mierda verterá sobre vosotros.
Consejo 2. Este es muy importante. Guardaros siempre algo comprometedor para la Empresa. Esos empresarios tienen mucho más que esconder que los trabajadores, sin embargo son ellos los que terminan jodiendoos. Y esto es así porque vosotros vais de inocentes mientras ellos, incluso antes de contrataros, ya piensan en cómo van a poder echaros sin pagar un euro. Por esa razón debéis actuar como ellos. Reitero: Tened a mano cualquier cosa que pueda comprometerles. Todos ellos son más puteros que vosotros, le dan más a la farlopa que vosotros, engañan a sus socios, mueven tremendas cantidades de dinero negro… Así son unos cuantos que conozco.
A pesar de que os vengan con chulería y prepotencia recordad que: Tienen infinitamente más miedo que vosotros ya que tienen mucho más a perder, son más inmorales y tienen menos ética. Por esa razón debéis pensar como ellos, contando de antemano que por mal que penséis ellos siempre irán por delante.
Estos consejos no os aseguran la vida, ciertamente, pero pueden ser unas buenas armas para la negociación de vuestros inevitables despidos. Os lo aseguro.

3 comentarios:

Montse dijo...

Reconsejo a los consejos: yo trabajo con un individuo conflictivo, y los días que lo veo peor de lo normal preparo la grabadora del móvil (hoy en día la llevan casi todos). Por si las moscas...

Anónimo dijo...

Bien hecho.
Hemos de usar todas las armas que tengamos a nuestro alcance para defendernos de esos energúmenos para los que no somos más que "mierda".
Sobre todo INFORMACIÓN. Eso es lo más importante. Piensa que ellos lo saben todo de ti, incluso lo que no deberían saber. Por eso es bueno tener "cosas" que puedan interesar a terceros... Hacienda, sus esposas, sus socios.

Manel dijo...

Moderense.
No pongan todas las cartas sobre la mesa que sino los malos se mosquearán y tomarán medidas: Inihibidores de grabacíon, pagar a alguien que se los cargue...
Si tienen información importante, protejanse depositándola en alguna notaría o un amigo periodista, así, si depararecen por la razón que sea puede aparecer todo... Aunque sea desde el cielo lo podrán ver.